Los empleados del Grupo Rasic se manifestaron ayer desde la mañana y restringieron parcialmente el ingreso a la terminal aeropor-tuaria de Ezeiza, apoyados por afiliados del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Carne y sus Derivados bonaerense (Sicgba), según detallaron fuentes sindicales.

 
La segunda mayor empresa avícola del país arrastraba una crisis y ya el año pasado se había presentado a concurso de acreedores. Según Silvio Etchehun, este año ya habían despedido a 680 empleados de los 2.900 trabajadores directos, aunque la quiebra afecta a unas 5 mil personas si se tiene en cuenta todo el ciclo productivo.
 
“Nos declaramos en jornada de protesta con movilización, en defensa de los 5 mil trabajadores despedidos. Pedimos a la comunidad seguir profundizando el no consumo de carne y de pollo”, mencionó el sindicato en un parte de prensa.
 
El Grupo Rasic, fundado por inmigrantes europeos y radicada en El Jagüel, partido de Esteban Echeverría, en 1958, cuenta con una infraestructura tecnificada en donde trabajan más de 3.400 personas entre profesionales y técnicos. Y la planta de El Jagüel es la única de la empresa que hacía el ciclo completo: desde la produccón de huevos hasta la de carne de pollo.
 
“En la industria de la car-ne bovina se achataron los precios, aumentaron las retenciones, cerraron las exportaciones y se produjeron el cierre de 136 frigoríficos, el despido de 21 mil trabajadores y la pérdida del stock ganadero en 10 millones de cabezas”, comparó el sindi-cato. Y completó que “en la industria avícola, hizo lo contrario: la hizo crecer como un globo, sin solidez, en base a subsidios directos e indirectos por 4.000 millones de pesos, créditos blandos del Programa de Financiamiento del Bicentenario y sin retenciones a las
exportaciones”.
 
Según números del sindicato, en la industria de la carne bovina, la política oficial redujo los precios al productor, aumentó las retenciones, cerró las exportaciones y produjo el cierre de 136 frigoríficos, el despido de 21 mil trabajadores y la pérdida del stock ganadero en 10 millones de cabezas.
 
Con su marca Cresta Roja, Rasic Hermanos es la segunda productora de pollos de la Argentina con el control del 15 por ciento del mercado total, por detrás de Tres Arroyos, que tiene el 21 por ciento, y por delante de Soychú y Las Camelias, con el 7 por ciento cada una.