La noticia retumbó fuerte por Adrogué y el susto se adueñó de todos. Pablo Vicó, el entrenador más exitoso de Brown, el que lo volvió a llevar a la B Nacional, fue internado y asustó a todos. El técnico de 60 años sufrió un fuerte dolor en el pecho por un problema coronario y lo tuvieron que llevar al hospital. Pero por suerte no es nada grave y los hinchas Tricolores ya se pueden quedar tranquilos.

 
El entrenador del campeón de la Primera B Metropolitana, tras ser diagnosticado por un pre infarto, permanece en una sala común bajo observación médica pero, para alegría de sus seres queridos, lleva evolución favorable. Así lo informaron fuentes médicas de la clínica bonaerense en la que se encuentra.
 
Los allegados a Vicó transmitieron que "Don Ramón" muestra una raída evolución y se espera que en un par de días se le otorgue el alta bajo la prescripción médica correspondiente. Por lo que su futuro como entrenador en Brown no corre peligro. Grata noticia para todos y tremendo susto.
 
Ya pensando en lo que viene, Vicó volverá a los entrenamientos con caras nuevas y muchas que ya no estarán. Diego Quiros (se fue a Barracas Central), Hernán Zerbo (Berazateghi), Milton Ramos, Jonathan Toledo (ambos a San Miguel), Guillermo Ojeda (volvió a Los Andes), Rodrigo Acosta, Sebastián Souto, Oscar Villamayor (Defensores de Belgrano), Rodrigo Pepe, Gastón Grecco, Jonathan Tridente, Fernando Torrent, Guillermo Esteban (San Telmo), Sergio Quiroga y Leonel Llodra (los dos últimos retornaron a Argentinos Juniors) son los que no seguirán en la nueva incursión del elenco del Sur del Gran Buenos Aires en la máxima categoría del fútbol argentino. Mientras que quienes si extendieron su vínculo son Facundo Lemmo, Joel Barbosa, Martín Ríos y Matías Sproat, la columna vertebral del equipo.
Pensando en refuerzos, uno que le interesa a Vicó es Ezequiel Gallegos, volante central de Huracán que no es muy tenido en cuenta por Eduardo Domínguez.